Lo mejor para el suelo

Como todos sabemos, el suelo es simplemente la parte que pisamos cuando estamos en una estancia, pero también sabemos que ese suelo puede ser de diferentes materiales que lo hacen diferente, especial, cómodo o incluso cansado y simple. Vamos a recorrer los diferentes tipos de suelo para que podamos ver las diferencias y beneficios que nos aportan.

Podemos empezar con los suelos de Vinilo y PVC, como la moqueta, tienen muchas ventajas y comodidades ya que se pueden colocar sobre diferentes materiales, proporcionándoles una fuerte protección que los hace ser más duraderos en el tiempo. Nos permites realizar múltiples diseños y apariencias, dotando a las estancias de una gran personalidad.

El suelo de moqueta permite una amplísima gama de colores y nos ayuda a intensificar o mejorar la presencia de los colores corporativos en los espacios.

Los colores al ser más vivos y diversos nos permiten tener mayores posibilidades de elección. Además, la moqueta se puede poner directamente sobre el cemento del suelo o sobre diferentes materiales como la tarima. La moqueta reduce el ruido de las pisadas y genera un mayor efecto cálido.

La tarima de melanina nos permite muchas funcionalidades y además de poder ser de diversos colores proporciona una estabilidad, que hace que no sea tan cansado caminar sobre ella, como con otros materiales.

Además en un stand, la tarima permite que por debajo se escondan todos los cables eléctricos y de fontanería.

Los suelos de baldosas y su infinidad de motivos decorativos que nos permiten personalizar el suelo de una forma muy especial.

Son suelos cómodos de andar y con una resistencia muy completa, pero no se recomiendan para la construcción de un stand de feria.